Número 90
VII-VIII 2001
22 €







CASAS A LA CARTA
Houses by Choice
Luís Fernández-Galiano
La casa de alta costura
The High-Fashion House


25 casas y 25 casos
25 Works and 25 Images


Casa Elektra, Londres (Reino Unido) Elektra House, London (United Kingdom)
David Adjaye

Casa Roser, Sant Privat de Bas (España) Roser House, Sant Privat de Bas (Spain)
Aranda, Pigem & Vilalta

Casa MA, Itoshima-gun (Japón) MA House, Itoshima-gun (Japan)
Hiroyuki Arima

Casa Schmitz, Calera de Tango (Chile) Schmitz House, Calera de Tango (Chile)
Felipe Assadi

Casa en Zachary, Louisiana (Estados Unidos) Zachary House, Louisiana (United States)
Stephen Atkinson

La casa desnuda, Kawagoe (Japón) Naked House, Kawagoe (Japan)
Shigeru Ban

Casa en Islington, Londres (Reino Unido) House in Islington, London (United Kingdom)
Benson & Forsyth

Refugio, Campo de Vallemaggia (Suiza) Shelter, Campo de Vallemaggia (Switzerland)
Roberto Briccola

Casa Asencio, Chiclana (España) Asencio House, Chiclana (Spain)
Alberto Campo Baeza

Casa con almacén, Herzebrock (Alemania) House and Warehouse, Herzebrock (Germany)
Drewes & Strenge

Casa Tagomago, San Carlos (España) Tagomago House, San Carlos (Spain)
Ferrater & Guibernau

Casa en el lago Starnberg, Münsing (Alemania) House on Lake Starnberg, Münsing (Germany)
Fink & Jocher

Residencia Tyler, Tubac (Estados Unidos) Tyler Residence, Tubac (United States)
Rick Joy

Casa GGG, México DF (México) GGG House, Mexico DF (Mexico)
Alberto Kalach

Residencia de artistas, Vejby (Dinamarca) Residence for Artists, Vejby (Denmark)
Henning Larsen

Residencia Cohen, Osprey (Estados Unidos) Cohen Residence, Osprey (United States)
Toshiko Mori

Casa Fletcher Page, Kangaroo Valley (Australia) Fletcher Page House, Kangaroo Valley (Australia)
Glenn Murcutt

Casa-estudio, Amsterdam (Holanda) Studio House, Amsterdam (Holland)
MVRDV

Refugio en el bosque, Monte Fuji (Japón) A Shelter in the Woods, Mount Fuji (Japan)
Satoshi Okada

Casa Le Goff, Marsella (Francia) Le Goff House, Marseille (France)
Rudy Ricciotti

Casa urbana, Tokio (Japón) Urban House, Tokyo (Japan)
Kazuyo Sejima

Casa Puente Soivio, Vammala (Finlandia)
Puente Soivio House, Vammala (Finland)
Jukka Siren

Casa-torre, Stuttgart (Alemania) Tower-House, Stuttgart (Germany)
Werner Sobek

Casa cubo, Ithaca (Estados Unidos) Cube House, Ithaca (United States)
Simon Ungers

Casa en el canal, Amsterdam (Holanda) House on the Canal, Amsterdam (Holland)
Koen van Velsen


 
 
 


 
Luis Fernández-Galiano
La casa de alta costura

¿Hay futuro para la casa de alta costura? La retirada de Yves Saint Laurent dibuja un hito simbólico en el declive de la alta costura textil; y la dispersión heteróclita de las casas que aquí se recogen ilustra elocuentemente el actual desconcierto de la alta costura arquitectónica. En el terreno de la moda, el descenso en la demanda de modelos exclusivos ha hecho que la haute couture sirva sólo como emblema de los productos de serie de la firma, desde la ropa prêt-à-porter hasta los perfumes y accesorios, en un tránsito de la etiqueta a la marca que subraya el predominio contemporáneo del logo. Y en el ámbito de la construcción, la creciente divergencia de costes en la ciudad periférica entre las casas hechas a medida y las viviendas normalizadas ha reducido a menudo aquéllas al papel de soporte de experimentos estéticos, orientados en muchos casos a la visibilidad mediática del arquitecto.

La alta costura ha sido tan característica del siglo xx como el alto diseño, y no es disparatado pensar que acaso se despidan a la vez. Las clientas del modista y las del arquitecto han sido a menudo las mismas, la ropa ha expresado los cambios sociales con la misma eficacia que las casas de autor, y la moda ha ingresado finalmente en los museos siguiendo la estela de las arquitecturas domésticas. Vestir de otra manera y vivir de otra manera son decisiones estrechamente vinculadas que asociamos al experimentalismo rupturista de un siglo de vanguardias, pero son también rasgos de distinción que contribuyen a configurar un universo exclusivo para las élites sociales. La originalidad en el atuendo, como la singularidad en la casa, definen a la vez un propósito de investigación en el ámbito elusivo del estilo y una voluntad de diferenciación a través de los tamices tupidos del gusto.

Existe, desde luego, una crítica de la casa que reprocha a la vivienda unifamiliar su ávido consumo de territorio y energía, presentándola como la más voraz amenaza para los recursos escasos del planeta; y existe también una visión ominosa de la residencia aislada como la manifestación arquetípica del individualismo extremo de nuestra época, que ha transformado su inicial virtud liberadora en disfuncional disgregación antisocial; pero esas censuras se aplican por igual a la alta costura y al corte y confección arquitectónicos. Sobre las casas de alto diseño se proyecta sin embargo la sombra específica y levemente bochornosa de la fantasía, esa exacerbación de la subjetividad singular por encima de la existencia objetiva que ya escindió también la que es sin duda la forma artística del siglo vencido, el cine, fracturado en su origen entre la voluntad documental de Lumière y la imaginación caprichosa de Méliès. ¿Caduca éste, regresa aquél?